¿Cómo tratar las almohadillas de su gato?

Rate this post

Las almohadillas de los gatos son un área muy sensible que les permite medir la temperatura de un territorio o la textura de un suelo. Debido a que son muy aventureros, a veces pueden poner a prueba sus almohadillas para las patas saltando en los árboles. Si su gato tiene una lesión con almohadilla , le conviene tratar rápidamente esta lesión, ya que puede incapacitarlo rápidamente.

Mi gato se lastimó la almohadilla, ¿qué debo hacer ? ¿Cómo tratar las almohadillas de mi gato ? ¿Cómo cuido las almohadillas de mi gato ? Para un buen cuidado de las almohadillas de su gato , siga nuestros consejos sin más demora.

Las almohadillas son un área muy sensible y propensa a lesiones

Dado que están en contacto directo con el suelo, las almohadillas del gato siempre están expuestas a lesiones de todo tipo: cortes, quemaduras y otras lesiones. Caminando sobre un terreno ligeramente empinado, piedras afiladas o trozos de vidrio o chatarra escondidos en el suelo, la suciedad puede resbalar entre sus almohadillas o crear heridas.

Una herida no tratada puede infectarse y ser muy dolorosa para el gato cuando empieza a cojear. No espere a que su gato se enferme para reaccionar y evitar lesiones inspeccionando regularmente sus piernas para asegurarse de que todo está bien.

Si nota cualquier suciedad o grava bloqueada, retírela inmediatamente. En el caso de una lesión, puede tratar usted mismo las almohadillas de su gato si la herida es pequeña, pero debería ver a un veterinario en el caso de una herida abierta, altamente infectada u otra anomalía que parezca preocupante.

Mi gato se ha lesionado las almohadillas de las patas: primeros auxilios para cuidarla bien

Si la herida le parece benigna, puede tratarla usted mismo con primeros auxilios. Para curar una lesión en las almohadillas de su gato primero debe limpiar la herida . En primer lugar, sumerja la pata de su gato en agua limpia para eliminar la suciedad que pueda haber en los alrededores. Una vez que el área esté limpia, usted tendrá una mejor vista de la condición del rodamiento para un mejor cuidado.

Luego desinfecte la herida de la almohadilla de su gato con un antiséptico como Betadine, peróxido de hidrógeno o clorhexidina,… ¡No use alcohol! Aplique la solución con una compresa estéril, sosteniendo firmemente al gato para evitar que se rasque o le muerda.

Una vez desinfectado, es preferible proteger el área para prevenir la superinfección y ayudar a la curación adecuada. Si su botiquín de primeros auxilios contiene un producto curativo adecuado para gatos, no dude en aplicarlo. Coloque un vendaje en la almohadilla fijándolo firmemente a la pata para que su gato no tenga la tentación de quitárselo.

Es aconsejable limpiar la herida y cambiar el apósito al menos dos o tres veces al día hasta que esté completamente curado. Trate de evitar que salga demasiado si puede, aunque esto puede ser complicado si está acostumbrado a pasar su tiempo al aire libre. Si nota que la herida está empeorando o que la herida aún no se ha curado después de una semana, póngase en contacto con un veterinario inmediatamente.

Prendre soin et entretenir les coussinets de son chat

Mantenimiento y cuidado diario de las almohadillas de su gato

Cuidar las almohadillas de su gato ayuda a prevenir posibles lesiones. Esto requiere, como hemos visto anteriormente, una inspección regular después de las salidas, pero también la aplicación de diferentes cremas para el cuidado de la piel.

Cuando las almohadillas de un gato están demasiado secas, sus patas están más expuestas a las lesiones causadas por el suelo o los cambios de temperatura. Aplicar un bálsamo hidratante para las almohadillas ayudará a protegerlas de las agresiones. Las almohadillas secas se distinguen por su textura dura y áspera, la piel también se puede pelar.

En invierno, cuando las almohadillas de su gato están expuestas a la nieve, las heladas o los productos anticongelantes que causan lesiones, existen soluciones de bronceado para reforzarlas . Especialmente diseñado para hacer las almohadillas más resistentes, este tipo de producto es muy recomendable para gatos de exterior.

Al combinar el bálsamo hidratante y la solución de bronceado, las almohadillas de su gato se fortalecerán y las lesiones se limitarán. Este cuidado preventivo le permitirá cuidar bien las almohadillas del gato. Como su atención se centra en las patas de su gato, también puede aprovechar la oportunidad para cortarle las uñas. Por supuesto, esto no le exime de comprobar regularmente el estado de sus piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *