Consejos para evitar que su perro ladre

Rate this post

El ladrido es un sistema de comunicación natural en los perros y se puede hacer por razones muy diferentes en situaciones diferentes. Para evitar que el perro ladre, primero debe conocer las causas que lo causan.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que cuando un perro tiene este hábito bien establecido suele ser muy difícil modificarlo . Para evitar que su perro ladre, usted debe ser muy paciente y comprensivo.

Este artículo le dará algunos consejos para evitar que su perro ladre , pero no olvide que, en los casos más graves, lo ideal es que acuda a un especialista para obtener algunas pautas para su caso. Lea más sobre ello:

Causas

Para resolver el problema, primero hay que identificar correctamente las causas que provocan el ladrido, por lo que detallamos las más comunes:

  • Estrés : Antes de empezar, debe asegurarse de que sus necesidades están cubiertas al 100%, respetando así sus libertades y bienestar. Estamos hablando de paseos, comidas y la relación con el propietario, entre otras cosas. Si una de las necesidades básicas de su perro no se satisface, puede hacer que su perro libere el estrés acumulado. En casos de estrés extremo, abuso, soledad excesiva, falta de espacio o frustración, los ladridos serán su única forma de escapar para expresar su tensión.
  • Excesiva soledad : Los perros son animales sociales, necesitan comunicarse constantemente e interactuar con su entorno y especialmente si son perros muy activos. En la naturaleza, un perro vivirá con su jauría las 24 horas del día y estará relajado, porque siempre tendrá a alguien a quien mirar, masticar y jugar. Pregúntese si le da a su perro suficiente tiempo en casa, y si a menudo está solo, tal vez debería buscar una nueva pareja o darle juguetes para entretenerlo. Sin embargo, antes de adoptar una nueva mascota tendrás que resolver el problema porque tu mascota inevitablemente tendrá que estar sola a veces. El problema puede agravarse si hay varios perros en la misma área en las mismas condiciones que pueden propagarse entre sí.
  • Ansiedad por separación : Este problema puede estar relacionado con la excesiva soledad, y ocurre cuando el perro se queda solo en casa desatendido. Algunos perros canalizan la ansiedad por la separación mordiendo muebles o ladrando. Si este es el caso, lo ideal es usar un juguete kong para tratar la ansiedad de separación y tratar de darle a su mascota lo que necesita para su bienestar, tranquilidad y comodidad.
  • Baja socialización : Incluso los perros que están constantemente acompañados y entretenidos pueden a veces ladrar a objetos, vehículos y personas. ¿Por qué? ¿Por qué? Si tu cachorro no está bien socializado, puede desarrollar miedos a ciertos estímulos (niños, bicicletas, otros perros…). Es muy importante resolver este problema con un profesional. Esté bien informado.
  • Entusiasmo : Hay algunos perros muy excitantes y juguetones que no pueden evitar ladrar a ciertos estímulos. Normalmente esto sucede cuando juegan con otros animales, descubren cosas nuevas, hacen algo que les encanta, reciben mucha atención en su propia casa. Pueden incluso orinar con emoción. En estos casos, lo mejor es recompensar las actitudes tranquilas del perro y evitar regañarlo.
  • Frustración : Es un problema muy importante y dejar a su perro solo en un ambiente donde no pueda hacer nada para frustrarlo. Necesita explorar, tener su propio espacio y hacer su vida más tranquila. Dale juguetes adaptados, juegos de inteligencia, trucos que le hagan pasar un buen rato, etc. Jugar con luces láser que nunca se prenden, por ejemplo, también es frustrante.
  • Entrenamiento inconsciente : Muchos tutores recompensan inadvertidamente el ladrido de sus animales en situaciones específicas, pero el problema ocurre cuando el perro usa constantemente el ladrido para pedir una recompensa y así generaliza el ladrido en lugar de usarlo para situaciones específicas.
  • Herencia : Algunas razas de perros están genéticamente condicionadas, y hay una tendencia a ladrar. Esto es común en perros chihuahua o de razas pequeñas, pero también en algunos perros de caza.
  • Territorialidad : Si su perro ladra cuando oye la campana, debe saber que se trata de una actitud de autocontrol en su naturaleza. Te advierte que hay alguien y espera a que compruebes que todo está bien. En principio, esta actitud debe ser meramente informativa. Algunos ladridos son normales y aceptables en el contexto de un comportamiento canino sano y normal. Sin embargo, si su perro ladra excesivamente y repetidamente cada vez que alguien está en la puerta, puede tener un problema de territorialidad.
  • Problemas de salud, sordera y vejez : Algunos perros con edad pierden la audición o la visión, por esta razón pueden ladrar, es por la vejez. Descubre con SuperFauna el cuidado de un perro anciano. Recuerde que estos perros necesitan cuidados especiales y comodidad debido a su condición. Debe mostrar comprensión y respeto por el perro mayor.
  • Miedos : Algunos perros, después de haber experimentado experiencias traumáticas, tienen un miedo palpable a ciertas situaciones, personas u objetos. Es muy importante tratar estos casos con paciencia y entender que el animal sólo ladra para protegerse de lo que considera “peligroso”. Descubra algunos consejos para perros tímidos y empiece a trabajar con ellos para hacerles aceptar gradualmente sus miedos intentando tener experiencias nuevas y más positivas. Este proceso puede tomar tiempo y probablemente nunca se librará de su sensación de inseguridad y miedo.
  • Problemas con otros perros : Los perros pueden ladrar por muchas razones diferentes: alegría, juego, miedo, mala socialización…. Las causas son infinitas y deben ser corregidas lenta y pacientemente, recompensando sólo las actitudes positivas y tratando de no exponerlas a situaciones que les causen estrés severo. La clave para evitar que su perro ladre a otros perros es identificar correctamente la causa que causó el ladrido. En estos casos, especialmente si su perro reacciona a otros perros, debe consultar a un profesional.

De esta manera, usted podrá identificar correctamente si es una causa en particular o si necesita reprimir o regañar a su perro antes de empezar a trabajar con él, debe conocer todas las causas que desencadenan el ladrido.

Consejos para evitar que su perro ladre

Si no está seguro de la causa (o causas) que hacen ladrar a su perro, lo ideal sería que usted acudiera a un profesional para obtener orientación y ayuda. ¿Por qué? ¿Por qué? Muchos guardianes piensan que su perro ladra a causa de la agresión o cuando tiene miedo. Otros pueden pensar que el perro está tratando de llamar la atención cuando la causa real es la excesiva soledad.

Por esta razón, si no tienes experiencia o no sabes exactamente lo que le está pasando a tu mejor amigo, lo más apropiado es ir a ver a alguien que tenga experiencia en este tipo de situaciones.

Además, no olvides que todas estas técnicas son válidas y que puedes encontrar algunos consejos en Internet…. En algunos casos, los métodos utilizados (collares de corteza, represión, exposición forzada a estímulos que el perro teme, etc.) pueden causar un empeoramiento del comportamiento y hacer que ladre más.

Aquí hay algunos consejos y trucos que promueven el bienestar de sus mascotas y le ayudan a tratarlas mejor. Estas pautas se utilizan comúnmente en perros con problemas de estrés graves para que puedan experimentar paz y tener un mejor comportamiento:

  • Promover la tranquilidad y la relajación del perro en casa y al aire libre. Los masajes, caricias y golosinas son buenos incentivos para hacerle entender lo que usted espera de él.
  • Muchas personas regañan a sus perros cuando ladran y a veces incluso les pegan (o patean) para intentar detener este comportamiento. Este tipo de actitud sólo agravará el comportamiento del animal y lo hará sentir estresado y triste.
  • Los perros con problemas graves de estrés se beneficiarán del ejercicio deportivo y de las sesiones de juego con kong, por ejemplo. Recuerde que el perro tarda unos 21 días en eliminar completamente el estrés acumulado en su cuerpo. Usted debe ser muy paciente y cariñoso para tratar de mejorar su situación, y entender que es un problema que causa incomodidad. Los perros que sufren de estrés no deben ser sometidos a castigos, ni expuestos directamente a sus miedos o a estímulos intensivos.
  • Si su perro ladra en la calle cuando se encuentra con otros perros, trate de no tirar de la correa (ya que el perro sentirá la tensión) y continúe la caminata como si nada estuviera pasando. Usted debe tener una actitud calmada y firme para que su perro también lo note. Siempre esté atento a su seguridad y bienestar.
  • También puedes tratar de distraerlo con golosinas cuando el estímulo que causa sus ladridos (una campana, otros perros…) aparezca. Pídale que se siente y haga trucos mientras usted le recompensa es una buena manera de poner fin a la situación.
  • En una situación muy estresante, si no puedes distraerlo, lo ideal es que te vayas si es posible. Cuando el perro se encuentra con algo que le causa miedo o inseguridad, aumenta su nivel de estrés, lo que es contraproducente para resolver este problema.
  • Trate de caminar con él a veces y manténgase calmado para evitar cualquier situación estresante, una vez que haya visto mejoras, vuelva a lugares o momentos de actividad previamente estresante para él. Esto es muy importante y contribuye en gran medida a promover la tranquilidad del perro. Idealmente, deje que su perro olfatee todo lo que quiera y haga de la caminata un verdadero placer.
  • No fuerce el contacto o la interacción con otros perros o personas, a menos que lo desee, cuando estén listos para avanzar y socializar. Forzar a un perro a interactuar con sus miedos puede tener un impacto negativo en el animal e incluso causar agresividad y miedo extremos.
  • Varíe sus técnicas de relajación y placer. Es una gran manera de mejorar el bienestar de su mascota. Además, la práctica de diferentes actividades ayuda a cambiar la rutina de ladridos y a descubrir nuevas experiencias. Enriquecer la vida del animal que te hace feliz ayuda a disipar sus miedos.
  • Seguir todas estas pautas con regularidad hará que su perro reaccione mejor, sin embargo, usted debe ser consistente y enfocarse en los aspectos positivos. No tiene sentido obligar a su mascota a hacer algo que se niega a hacer.

Nunca se deben usar collares eléctricos o estranguladores. Esto puede hacer que un perro esté muy preocupado y agresivo o incluso peligroso para usted o su familia.

Recuerde que cada perro es diferente y que estos consejos pueden no funcionar siempre . Si su situación es realmente grave, necesita ver a un especialista que comprenda bien las causas y le aconseje sobre cómo aplicar estas técnicas.

Si desea leer más artículos similares a Consejos para evitar que su perro ladre , le recomendamos que consulte la sección Problemas de comportamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *